Hidden Track Records nos abre el paraguas legal

“Un sello madre. Un paraguas para autoeditarse. Un sello de sellos”.

Hidden Track es una vía para que todos esos sellos independientes que en un momento pensaron que editar discos sería un camino de rosas.

Los sellos se encontraron de repente rellenando formularios, haciendo facturas, pagando impuestos y ocupando el grueso de sus horas en trámites burocráticos que poco o nada tienen que ver con la música.

De algún modo, Hidden Track, como contaban hace unos meses sus artífices, Louise Sansom y Ferran Palau (cerebros también del grupo Anímic), viene a ocuparse de parte de esa estructura administrativa para los que los sellos independientes, cimentados en el DIY y en el trabajo hecho a pulmón puro y duro, no tienen tiempo para invertir.

Los sellos que, de momento, forman parte de esta comunidad o “familia” son Famèlic, Bubota Discos, Hang the Dj Records, Boira Discos, Subsello, El Mamut Traçut, Saltamarges, Aiguamoll Records, Pick Your Twelve, La Nada Colectiva y el propio Hidden Track.

Un metasello o sello de sellos que “desde las sombras”, como dicen, actúan y sirven “como estructura” de una seria de sellos que, sin embargo, siguen manteniendo “su identidad única y el total control sobre sus trabajos”. Para los meses de septiembre y octubre la plataforma ya tiene planificados casi quince lanzamientos, de artistas que forman parte del catálogo de alguno de los sellos que forman parte de la comunidad. De ahí que los lanzamientos de bandas como L’Hereu Escampa, Tiger Menja Zebra, Mox Nox o Albert Lax.

Para conocer más sobre Hidden Track entra en su web o en su Instagram.